USURPADORES

U

(Publicado el viernes 25 de enero de 2018 en el diario El Universo)

Esta es una de las palabras mas duras en el español quizás por su carga histórica que nos remonta a los procesos de independencia de nuestros pueblos, a la lucha por la libertad contra las tiranías de distintos perfiles que hemos padecido y porque se encuentra en varias de las constituciones latinoamericanas donde se autoriza a los pueblos a levantarse contra los usurpadores del poder. Levantarse contra aquellos que no han cumplido lo que ordena la constitución y las leyes es el mandato pero por sobre todo contra quienes han sobrepasado de manera impúdica todo mínimo formalismo gubernamental. A lo largo de la historia siempre los usurpadores han sido derrotados con mayor o menor costo para un pueblo como el venezolano que claramente se hartó del régimen chavista. Ahora la batalla se libra en las calles y en los estómagos de millones que tienen dos presidentes y un destino incierto.

Además del reconocimiento internacional al gobierno de autoproclamado presidente el congresista Guaidó, por primera vez han puesto contra la pared al gobierno de Maduro que siempre jugó con ventajas en esta pulseada que lleva varios años. El oponerse a un referéndum revocatorio luego de haberse sentido orgulloso de haber impulsado y ganado la gran mayoría de ellos fue el comienzo pero donde los usurpadores mostraron con claridad el divorcio con su electorado fue cuando muchos de sus mismos votantes tuvieron que emigrar por millones al ser las primeras victimas de un régimen que acabó hambreándolos al tiempo de reprimir por la fuerza cualquier salida negociada. Maduro es hoy un usurpador. No es mandatario mas que de una minoría que se sostiene en el terror y la represión de un ejército desmoralizado por la corrupción y el vicio. La lucha no será fácil tampoco y los costos en vidas humanas pueden ser todavía superiores a los que se cuentan en la actualidad.

La comunidad internacional ha reaccionado de manera vigorosa a favor de Guaidó. Estados Unidos ha pasado de una retórica estéril a una posición mas comprometida a pesar de que sigue discutiendo si los negocios del petróleo venezolano son mas importantes que lo que se juega en términos sociales y políticos. Veremos cuánto todavía pesa el hecho que gran parte del crudo venezolano sea refinado en territorio americano.

No hay vuelta atrás en todo esto. Maduro ha llevado a su país a un callejón sin salida. Lo que haga será a un gran costo incluso para si mismo si continua en esta disyuntiva. Le queda negociar y eso solo pasa por su salida del poder y una convocatoria a comicios. Sabe que lo va a perder y no querrá alcanzar dicho acuerdo. Le queda reprimir a sangre y fuego pero sabe perfectamente que eso no es sostenible en el tiempo y cuando mas temprano que tarde se debilite su final será parecido al de Gadafi en Libia.

Los usurpadores no entienden nunca por las buenas. Hemos llegado al final de algo trágico para un país cuyas victimas mayoritarias provienen de los sectores pobres y marginales quienes fueron los que apoyaron a Chávez en sus inicios. Se volvió al punto de inicio y hoy el levantamiento popular contra los usurpadores ha dado dos pasos adelante en busca de la tan ansiada libertad y democracia para los venezolanos.-

Anuncios

Acerca de Redaccion central

Escritor, abogado, profesor y periodista
Esta entrada fue publicada en Conferencias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s