FORMAS Y FONDOS

U

(Publicado el viernes 16 de noviembre de 2018 en el diario El Universo)

La afirmación común de que el estilo es la persona parece confirmarse en la manera elegida por algunos mandatarios para gobernar o al menos para dar la impresión de estar en dicha tarea. La forma elegida por Trump de comunicarse por tweets y con agravios e insultos que se explican por si mismos, sobre pasando las antiguas formas de intermediación de la prensa tradicional, nos acercan a un modo cuyo fondo aun parece difuso. Es probable que el estilo agresivo de un poder político en entredicho con otro (el de la prensa) sea justificado ante una sociedad que mira con desconfianza a ambos mientras profundiza las fuentes alternativas y disfruta del desorden en que se mueve la nueva “conversación” tecnológica. Estamos en una guerra de versiones y suposiciones donde la única victima cierta es la verdad.

Siempre ante el poder, la prensa ha buscado desentrañar las verdades a medias y ahora debe lidiar con las noticias falsas diseminadas a una velocidad de algoritmos cuya posibilidad de constatación está muy lejos de las posibilidades reales de comprobación. El poder político disfruta en este nuevo medio ambiente porque sabe que quienes deben auscultar sus expresiones están cada vez mas limitados en tiempo y modo. La nueva ciudadanía vive momentos de confusión poniendo en entredicho a las instituciones democráticas construidas sobre otras formas y modos que cuando recurre a ellas parecen demostrar el paso de los años haciendo victimas propiciatorias al buen decir, el respeto al otro o la tolerancia. Hoy muchos son victimarios pero al mismo tiempo victimas de los nuevos modos de interrelación en sociedades como las nuestras que deben sobrevivir al día a día sin comprender para nada hacia donde van los tiros.

El periodismo necesita recuperar su capacidad exegética, la de intérprete de estos tiempos comprendiendo la complejidad de los cambios sin convertirse en objeto del poder político y menos cayendo en las provocaciones que desde el mismo lo hacen de forma reiterada como la ultima conferencia de prensa de Trump y la sanción al periodista de CNN. Ser exégeta implica una demanda cultural que ponga en perspectiva los cambios tecnológicos, económicos, sociales, de migración y sobre todo los culturales. Aquellos elementos que hacen parte de nuestra convicción social y generan una matriz identitaria que refleja nuestra forma de ser. El ethos es lo que permanece y se transforma pero no pocos pueden entenderlo en medio de esta vorágine de cambios que ponen en entredicho todo lo conocido incluido el mismo periodismo.

Comprender la gravedad y profundidad de estas mutaciones es una exigencia nunca antes conocida para un periodismo que como el poder observa y protagoniza los cambios de forma y fondo no solo del poder político sino de la propia definición cultural de cada uno de nosotros. Implica algo mas que modestia, demanda por sobre todo una apertura hacia los tiempos porvenir sin dejar de sostenerse en los valores identitarios que nos definen como sociedad.-

Anuncios

Acerca de Redaccion central

Escritor, abogado, profesor y periodista
Esta entrada fue publicada en Conferencias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s