COMPLICES O AMIGOS

U

(Publicado en el diario El Universo de Guayaquil-Ecuador el miércoles 22 de junio de 2016)

La defensa que hacen algunos gobiernos bolivarianos a sus colegas resulta un insulto al razonamiento más elemental. A pesar de las largas filas por alimento, el descontento popular en varias formas de administración, r

obos, asaltos, manipulación de padrones e incluso presos liberados por unas horas para hacer bulto en manifestaciones… todavía hay algunos que defienden a sus cómplices o amigos. Estos últimos deberían ser sinceros con ellos y decirles, como Mujica a Maduro, que está chiflado, aunque no estoy muy seguro si se hubiera referido al mismo en esos términos si fuera presidente. Su excanciller y actual secretario de la OEA, Luis Almagro, ha sido víctima de una epifanía y decidió cargar contra el indefendible gobierno venezolano. No lo creen muchos, pero se empeña en demostrar su cambio de conducta.

Hay algo de locura en todo esto que vuelve la racionalidad un lujo. Incluso el mecanismo es hacerles perder fuerza a los que observan cómo gobiernos levantados sobre los reclamos populares les están matando de hambre a los más pobres con una inflación insostenible. Estados Unidos, el gran enemigo y principal comprador del crudo venezolano, se acercó al gobierno de Maduro buscando una salida que se vuelve complicada en una administración que está dispuesta a demostrar el triunfo de la irracionalidad pura. Irán hasta el final y no creo que se apeen de su constante tarea de destruir todo lo que queda del país. Esa es su lógica y hacia ahí marchan. Los cómplices o todavía tienen buenos negocios con ellos por eso no les sueltan las manos o están tan perturbados ante la posibilidad de terminar como ellos que los apoyan mecánicamente. Ninguno de ellos podría pasar la mínima prueba de gobernabilidad en estas condiciones y con solo escuchar a los sujetos de la revolución lo que les pasa, pensarían dos veces en el apoyo que les otorgan.

Después de gritar a los cuatro vientos el éxito de sacar a millones de la pobreza con los buenos precios de los commodities, ahora el informe mundial los aterroriza: volverán a ser pobres de nuevo unos 30 millones de latinoamericanos. ¿A quién responsabilizarán de eso?

Lo cierto es que han desperdiciado el mejor momento en la historia de América Latina. Los buenos precios de nuestros productos coincidieron con los peores gobiernos posibles y vamos a seguir lamentando las consecuencias. Si autócratas y dictadores acabaron con el sueño de millones por mucho tiempo, a los gobiernos que perdieron la oportunidad del desarrollo solo les queda que los cómplices y amigos se den palmaditas en el hombro antes de reconocer una realidad cruel y decadente que se da en muchos de nuestros países. Una verdadera lástima.

Anuncios

Acerca de Redaccion central

Escritor, abogado, profesor y periodista
Esta entrada fue publicada en Conferencias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s