LA FORMA Y EL FONDO

U

(Publicado el miércoles 18 de mayo de 2016 en El Universo)

Una mirada en torno al desarrollo alcanzado por la economía en el Perú y en Chile nos muestran rastros visibles de cómo el incremento de los números grandes de la economía ha dejado huellas profundas en el desarrollo urbano de sus principales ciudades. Lima, la capital peruana, muestra signos claros de cómo una economía con notable crecimiento sostenido ha evidenciado cómo es posible mejorar las condiciones de vida en las zonas urbanas. Queda mucho camino por andar en las ciudades y pueblos del interior como en los lugares marginados aún del desarrollo en los cinturones de pobreza de sus grandes urbes, pero se percibe cómo el aumento de las transacciones ha llevado a mejorar las condiciones de vida de todos.

Solo con mirar el tránsito en las troncales de circulación de Lima, las obras de ampliación del metro y el retiro de las unidades de transporte marginales durante el gobierno de Fujimori ya demuestra una nueva estética urbana dominada por la limpieza, el orden y los nuevos autobuses. La capital peruana es una ciudad limpia en general, que para una urbe de 10 millones de personas es mucho decir y esto se proyecta en lo político. Nadie mira mal a los dos candidatos que van por la segunda vuelta en junio. Muy por el contrario, ambos con solo ser las dos opciones han llevado a duplicar los números de la economía en términos de expectativa. Falta mucho por hacer en términos de superar las inequidades, pero la sociedad coincide en el camino, en el rumbo que han optado por caminar hacia el desarrollo. Muy lejos de lo que acontece en Caracas o en otras ciudades de Venezuela donde la carencia de alimentos y de medicina han hecho que lo habitual sean los saqueos y asaltos a los centros de abarrote.

Es bueno en términos pedagógicos que estos dos modelos se den al mismo tiempo en América Latina para sacar conclusiones en torno a cuál debe ser el camino a optar y cuáles las maneras de corregir aquello que distorsiona la democracia hasta volverla en algo sin importancia ni significado. Brasil ha logrado por fin enviar una señal en torno al castigo que deben recibir aquellos que llevaron a la corrupción a convertirla en una manera de gobernar. Veremos si Mercosur y Unasur le aplican la misma cláusula democrática que aplicaron a Paraguay cuando por el mismo procedimiento constitucional apartaron a Lugo del poder. Es importante aprender si los estándares se aplican por igual a un país grande como Brasil, como lo hicieron con uno pequeño como Paraguay. Es posible que veamos las mismas injusticias e iniquidades que se denuncian con frecuencia en lo económico y en lo social.

Bueno sería que una delegación de cancilleres presionara sobre el Planalto brasileño y que el mismo secretario de la OEA, quien fuera canciller uruguayo cuando castigaron a Paraguay, pegara el grito al cielo sobre el procedimiento porque de lo contrario aunque cambien las formas… el fondo seguirá igual.

Anuncios

Acerca de Redaccion central

Escritor, abogado, profesor y periodista
Esta entrada fue publicada en Conferencias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s