MALESTAR EN DEMOCRACIA

(Publicado el domingo 8 de noviembre en el diario Ultima Hora de Asuncion)

La gente no está contenta y comienza a manifestarlo en calles, plazas, rutas e instituciones publicas. Está comenzando a demostrar su desagrado con la corrupción cuyo costo lo siente en la perdida de oportunidades de cara al presente pero mas al futuro. El paraguayo sumiso por naturaleza, demuestra en el “no te calles” su py´a ro ( desagrado o malestar) con una realidad donde la política no acusa recibo para nada de lo que pasa con la gente. Las elecciones de noviembre van camino a convertirse en una verdadera prueba para el gobierno de Cartes que amenazó con coloradizar todas las intendencias del país cuando en realidad cometió el error de plebiscitar su gestión en unos comicios dominados por agendas locales.

Si no gana como hubiera querido el mandatario deberá responder a los números de la realidad o hacer lo que sus asesores le han dicho que haga siempre que hay malas noticias: llamarse a silencio y no hacer nada. Sostener el éxito de su gestión en comicios intermedios es lo menos aconsejable para un gobierno que dura solo 5 años y en donde se pueden hacer cosas en los dos iniciales que ya se fueron. Ahora deberá amenazar a propios y extraños que quiere la reelección sin capacidad absoluta de modificar la constitución para ese propósito. Si lo intenta la ira popular será mayor y sus propios aliados colorados verán que ya no es negocio seguir sosteniéndolo con lo que entraríamos en la lógica del juicio político comercializándose la fidelidad de los diputados a precios fuera de cualquier realidad. Un gobierno se mide por sus obras y es ahí donde debería haber sostenido su administración a la que llegó por agotamiento del sistema al que intentó colocarle un combustible conocido pero con una gestión diferente. Ahora estamos igual o peor que cuando partimos de esta realidad.

Las tareas pendientes se acumularon, la década de la abundancia se acabó, los jóvenes crecieron y saben que serán la primera generación que no superará a sus padres, la educación muestra sus peores números y los que la administran no pueden aunque quieran: hacer los cambios porque ellos son los responsables del desastre. Cualquier pequeña crisis como la de los choferes se convierte en causa nacional y amenaza con parar el país y en el camino elogiar las obras de Stroessner cae tan mal que el hijo del secretario privado del dictador tiene que decir que no comulga con lo dicho por Cartes no porque no lo sienta sino porque sabe que eso no suma lealtades y solo contribuye al malestar. Eso es echarle mas gasolina al fuego de manera inútil y tonta.

Hay un malestar social muy intenso. El mismo que lo constaté esta semana en Buenos Aires y en La Pampa donde dicen los que saben de política que cada vez que habla la presidenta el opositor Macri sube 500 mil votos. Scioli no sabe como callarla y ella dominada por la pérdida del poder habla y lo hunde mas. Nicanor desde la embajada paraguaya mira una vieja película donde él fue protagonista casi calcada de una realidad que lo llevó a la llanura a su partido y tuvieron que buscar a alguien que nunca votó para hacerlo candidato y él ganarse una mustia embajada en Argentina.

No hay peor ciego que aquel que no puede ver dice el refrán, le agregaría nada desacredita mas al poder que el haber perdido sintonía con la opinión pública. Hoy la calle grita su malestar EN la democracia que todos esperamos no se transforme en malestar CONTRA la democracia.-

Benjamín Fernández Bogado

http://www.benjaminfernandezbogado.wordpress.com

Anuncios

Acerca de Redaccion central

Escritor, abogado, profesor y periodista
Esta entrada fue publicada en Conferencias. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a MALESTAR EN DEMOCRACIA

  1. Un importante desafío será transformar el hartazgo en acciones que contribuyan con el mejoramiento de nuestra situación social y fortalezcan una verdadera democracias, y, que estas sean duraderas. Sin dudas es el único camino que nos queda por transitar.

  2. Un importante desafío será transformar el hartazgo en acciones que contribuyan con el mejoramiento de nuestra situación social y fortalezcan una verdadera democracia, y, que estas sean duraderas. Sin dudas es el único camino que nos queda por transitar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s